dissabte, 22 de febrer de 2014

¿Existe el amor a primera vista?


¿Cuántas veces recuerdas lo que sentiste cuando viste a la persona que quieres, por primera vez? Pues bueno, Donna Jo Bridge, autora del estudio e investigadora en la Universidad Northwestern junto a su equipo de científicos han desvelado que el amor a primera vista no existe, son solo consecuencia del funcionamiento de la memoria. La mente combina las experiencias pasadas y las vivencias recientes para actualizar los recuerdos. Los resultados salieron en la revista Journal of Neuroscience.

En el experimento, en el cual participaron 17 hombres y mujeres de unos 27 años y medio de media, observaron la ubicación de 168 figuras con diferentes fondos. Debían colocar los objetos en los mismos sitios, pero sobre un escenario diferente, pero no acertó ninguno. Luego, las figuras podían aparecer en tres lugares diferentes en la pantalla que mostraba el fondo original. Debían indicar si el sitio correspondía a su ubicación inicial, la que habían elegido en la primera prueba o a una totalmente distinta. Todos eligieron el lugar donde los habían colocado en la primera.

Esto muestra que el recuerdo de su localización inicial había cambiado para ser sustituido por el sitio que recordaban sobre el segundo fondo. Su memoria había actualizado la información insertando nuevos datos. Los resultados de la investigación han revelado que el hipocampo es la parte del cerebro encargada de esta labor de edición,  utiliza la información reciente para cambiar las imágenes del pasado. Puede que pienses que en aquel momento sentiste amor y euforia, pero seguramente estarás trasladando tus sentimientos actuales a una situación pasada.

Noticia original:
- El cerebro edita los recuerdos constantemente

Noticias relacionadas:
- Los hermanos gemelos desarrollan distintos grados de sensibilidad al dolor
- Explican la menor incidencia de cáncer en pacientes con enfermedades del sistema nervioso

Vídeo relacionado:


SIMILITUDES CON NUESTROS AMIGOS PERRUNOS



Durante cientos de años los humanos hemos considerado a los perros como nuestros fieles compañeros, los hemos considerado como miembros de nuestra familia e incluso decimos que algunos perros se parecen a sus dueños. Pues bien, investigadores de la Academia de Ciencias de Hungría ha utilizado un escáner de resonancia magnética funcional para establecer qué áreas del cerebro se activan ante estímulos sonoros en perros y en humanos. El estudio se llevó a cabo con perros y 22 humanos voluntarios. Los resultados fueron publicados en la revista científica Current Biology.

 Los investigadores reprodujeron 200 sonidos de voces humanas, perrunas y ruido de ambiente que sirvieron para identificar las áreas del cerebro estimuladas en las diferentes situaciones. Los científicos encontraron similitudes en un área del área auditiva, dedicada al reconocimiento vocal.                                 Los perros reaccionan mejor antes los estímulos sonoros causados por otros perros, reaccionan mejor ante los estímulos sonoros que a las voces y son capaces de detectar las emociones de los humanos a través de los sonidos que producen.                                            
 Los humanos en cambio reaccionamos mejor antes los estímulos sonoros de nuestra especie y mejor ante las voces que los ruidos.

Los resultados de este estudio concluyeron que durante miles de años los perros han compartido un ambiente social similar al de los humanos y por lo tanto también utilizan mecanismos parecidos para procesar la información social. Un punto clave de esta similitud sería el largo proceso de domesticación de estos animales, que habría comenzado hacer 19 a 32 miles de años atrás, pero especialmente el ancestro en común que ambas especies compartieron hace 100 millones de años.                                                       Este experimento ayuda a los científicos a entender mejor la concepción que tiene los perros de los humanos.

Noticia original:        

Noticias relacionadas: