dimarts, 17 de juny de 2014

El incendio forestal de la sierra de Tivissa quema sin control


El fuego lleva más de 400 hectáreas arrasadas en un paraje inaccesible

El incendio forestal que se desencadenó el domingo por la tarde en la Mola de Bellerils y Les Marrades, en la sierra de Tivissa (Ribera d'Ebre) continuó ayer descontrolado. Al cierre de esta edición, las llamas habían arrasado ya más de 400 hectáreas de vegetación, según las estimaciones provisionales de los Agentes Rurales.
El fuego, posiblemente iniciado tras la caída de un rayo, se agravó por la tarde al virar el viento y penetrar la marinada, viento de levante. Ante esta situación los Mossos d'Esquadra  decidieron desalojar preventivamente seis masías alejadas del perímetro del fuego. En total, desde el domingo fueron desalojadas una veintena de personas, algunas residentes en viviendas construidas ilegalmente, según diversas fuentes.
Durante la jornada de ayer trabajaron una treintena de medios terrestres de los bomberos, entre ellos unidades Grupo de Actuaciones Forestales (GRAF), el grupo de élite de los bomberos, y 16 medios aéreos. Todos los medios trabajaron intensamente en las zonas con más potencial de quemar y con unidades helitransportadas. En especial, se establecieron dos puntos de emplazamiento de vehículos con línea de agua. Uno en la cabeza del incendio, situada en la zona de Frides, y otro en la cola, fijada en el Mas de la Toa. En la cola, el personal trabajó con herramientas manuales recibiendo el apoyo de descargas de los medios aéreos.
Los bomberos instalaron el centro de operaciones en l'Ametlla de Mar (Baix Ebre). Jardí recordó que en la década de los 60 un fuego arrasó en la misma zona miles de hectáreas.

Noticia original 

Noticias relacionadas

Video :

0 comentaris :

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest bloc pot publicar entrades.